[Company Logo Image]                                                   

Psicología de la Vida Cotidiana

Los Hijos
Home Arriba Claves en la Violencia Antecedentes Pensamientos Activos Violencia y Sociedad Los Hijos Plan Integral para la Erradicar la violencia.pdf

Redescubriendo a los Hijos

Si las mujeres sufren, ¡Que decir de los HIJOS!.
Posiblemente sean las principales y mayores victimas de la violencia familiar, ya reciban directamente los palos, ya sean mudos testigos de lo que pasa a su alrededor. Pos su desamparo, por la obligación que todos tenemos de brindarles el mejor futuro, porque se lo merecen, debemos reconocerles una imperiosa necesidad de REPARACIÓN.
Es por ello, que debemos buscar el modo para que todo programa de actuación sobre la violencia en el hogar concluya, a modo de epílogo, con una reparación y recuperación hacia los hijos.

Es necesario, por muchas razones, y por mero deber ético, pero también:

bullet

Para evitar que estos hijos se lleven consigo la violencia, y acaben siendo ellos mismos futuros maltratadores.

bullet

Para que puedan recuperar su esperanza en la vida y se vean con un futuro prometedor.

bullet

Para que puedan reconocer a sus padres, en sus debilidades y con sus limitaciones, pero sin resentimiento.

Y cuando, las aguas vuelvan a su cauce, habremos alcanzado el momento para tomar decisiones. Que cada parte considere sus opciones, sus deseos y cómo los quiere realizar en su vida, para así en estrecha comunicación, cuando la palabra vuelve a tomar lugar, poder decidir conjuntamente que futuro se quiere y... construirlo de nuevo.

... Y cuando el Niño se hace portador de violencia

Son niños temidos en el patio del colegio, los que imponen su ley sexista, temidos y jefes. Su agresividad les destaca, y también les hunde en el fracaso escolar. Si se les escucha oiremos la ira.

El Niño decepcionado en sus imágenes, tratará de hacer reconocer la deuda que el mundo le "debe", o bien intentará que el medio que le rodea le reconstruya un marco que le ha sido roto.

Conoce el agravio, porque ya se da cuenta que la causa del infortunio que vive, es ajena a él. Por ello piensa, que si los otros le faltan, será porque el no ha sabido conservarlos, esa será su culpa, la más difícil de llevar. En el futuro, la otra, la legal, le será más llevadera que ésta.

Su insoportable tensión se proyectará hacia fuera. La ira le servirá de alivio y de forma de eliminación de su angustia, su paso a la acción le va a servir como modo de evitar tomar conciencia con su agravio. Es aquí cuando surge su VIOLENCIA, piensa, peligrosamente confundido, que su ira es legitima, busca el entorno protector de la pandilla o la banda. Si no lo atendemos hasta ese momento, por sí mismo, únicamente se reafirmará en lo bien fundado de su actitud de defensa y ataque. Estará en el riesgo de ejercer conductas autodestructivas y/o antisociales, convirtiéndose en un peligro para sí mismo, sus relaciones y la sociedad.

Es preciso atender al niño, si su familia está viviendo un proceso de violencia, porque esas dificultades relacionales que la dinámica violenta conlleva, le crearán un Yo débil. No podemos dejar sus llamadas de atención sin respuesta, en el momento en que su Yo se está formando, y está organizándose su futura personalidad autónoma, porque si no correremos el riesgo, de que esa agresividad "exculpatoria" reaparezca en cada conflicto, aunque el primer conflicto no sea, ni siquiera recordado, ya, y sea llevado a una futura forma de actuar violentamente como adulto.

Home Arriba Contacto STX Psicólogos página de Feedback Mapa del WEB

Comprometidos con la sociedad. Enviar un mail a magil@amikeco.es con cualquier comentario o pregunta acerca des este web site.
Copyright © 2001 H-Amikeco, Asociación.
        14 junio, 2018